Hipotecas para segunda residencia

COMPRAR CASA

Cuando alguien piensa en comprar una segunda vivienda, seguramente si no tiene una gran suma de dinero ahorrada tendrá que contratar una hipoteca. Hoy os vamos a hablar de las llamadas hipotecas de segunda vivienda. Debes saber que prácticamente ninguna entidad cuenta con nuevas hipotecas para segunda vivienda, sino que lo que hacen es adaptar las condiciones de la hipoteca que ya tienen contratada para la primera y segunda residencia. Así, podrás comprar una segunda casa manteniendo la primera y compartiendo hipoteca. Para que te hagas una idea, las entidades financian un 60% del precio total para la segunda residencia. ¿Qué tipo de hipotecas existen para las segundas viviendas?

  • Variables: al igual que con la hipoteca para primera residencia, el interés que se aplica cambia con el paso del tiempo. El interés que deberás pagar es el resultado de la suma del Euribor y un diferencial (un porcentaje que determina cada banco).
  • Fijas: como su nombre indica, la entidad te cobra el mismo interés por mucho que varíe el Euríbor. Lo malo de éstas es que el interés inicial es superior del que pagarías con la variable.
  • Mixtas: la entidad te cobrará un interés fijo durante los primeros 5 o 10 años y luego se aplicaría el interés variable, que dependerá del Euríbor más lo que te cobraría cada banco.

¿Quién suele contratar una hipoteca para segunda residencia? Evidentemente, alguien que sea mayor de edad, con ingresos más elevados y con estabilidad laboral. Debe ser una persona que compra una vivienda no por necesidad, sino por ocio o inversión. También es alguien que puede poner como garantía de pago su primera vivienda, por lo que los bancos serán menos reticentes a concederle la hipoteca para esa segunda residencia.


¿Cómo funcionan las hipotecas de segunda vivienda?

Hay muchos comparadores de hipotecas online que te pueden orientar sobre qué entidad bancaria puede ser la más óptima para darte una hipoteca para segunda residencia en función de las comisiones, el tipo de interés, etc.  Un caso es el de Kutxabank, con una hipoteca variable a 30 años. Está sujeta a un tipo de interés del 0,8%+ Euríbor. Con esta hipoteca, pagarías unos 470 euros al més para una casa de 150.000 euros.  Otro caso es el del BBVA. Puedes tener una hipoteca variable a 25 años y te financia hasta el 70% del precio total de la compra de la segunda casa. El préstamo está sujeto a un tipo de interés del 0,89%+ Euríbor.

Teniendo en cuenta esto, para el ejemplo anterior deberías pagar unos 559 euros al mes. No tiene comisiones, pero sí te penaliza la cancelación anticipada. También puedes fijarte en la hipoteca variable a 30 años que propone Abanca, por ejemplo, que te financia hasta un 60% del precio total de compra de la segunda vivienda. Este tipo de préstamo está sujeto a un interés del 0,9%+Euríbor, que se traduciría a unos 475 euros mensuales. Este banco tampoco te hace pagar comisiones ni por abrirlo ni por cerrarlo.  Y finalmente te proponemos la hipoteca variable a 30 años de Bankia. Este tipo de hipoteca tiene de interés un 1,2% + el Euríbor. Con lo cual, si la segunda casa que quieres adquirir cuesta 150.000 euros tendrás que pagar 496 euros mensuales. Este tipo de hipoteca tampoco penaliza por abrir ni cerrar el préstamo.

hipotecas segundas viviendas


Requisitos hipoteca de segunda residencia

Como te imaginarás, los requisitos para que te concedan una segunda hipoteca para segunda vivienda suelen ser más estrictos que los requisitos para una hipoteca de vivienda principal. ¿Por qué? Porque son hipotecas con mayor riesgo. Si para una hipoteca normal te piden que tengas un trabajo estable de cierta antigüedad, unos ingresos y ahorros mínimos, estar al corriente de pago de todo… lo que cambia en este caso es que piden mayor cantidad económica de entrada y el plazo de préstamo es menor. En las segundas viviendas, el dinero que te piden de entrada para concederte la hipoteca ya no es del 20% sino del 50% en algunos casos. Y en cuanto a los plazos, éstos también disminuyen, siendo de unos 20 o 25 años máximo.  ¿Podrás negociar las condiciones? Sí, pero ten en cuenta que habrá ciertas cosas que te ayudarán más en la negociación:

🔹Si eres cliente de esa entidad bancaria.

🔹Si tu primera vivienda está pagada ya.

🔹Que no tengas otros créditos contratados.

🔹Y, por supuesto, que tu edad no esté cerca de los 70 o 75 años que fijan las entidades bancarias para ofrecerte hipotecas.


Diferencias respecto a una hipoteca “normal”

Para empezar ya hay una clara diferencia entre el nombre de primera vivienda y segunda vivienda. El primer caso se refiere a una casa que será tu primer inmueble, tu hogar. Y en el caso de la segunda vivienda, es más raro que te interese una hipoteca para segunda vivienda habitual, sino que ésta la comprarás, en su mayoría, por ocio o inversión. Diferencias claras entre hipoteca de segunda vivienda y la hipoteca normal:

🔹En el caso de una primera vivienda, el banco te puede financiar hasta el 80% mientras que para una segunda vivienda te financian hasta el 60% máximo.

🔹El plazo de amortización para una segunda vivienda es más reducido, de unos 20 o 25 años, mientras que en una primera vivienda puedes tener un plazo de 30 años.

En resumen, si quisieras contratar una hipoteca para segunda vivienda deberás atender a una serie de aspectos clave:

🔹El interés, puesto que va a determinar el precio que se pagará por la hipoteca. Deberás ver qué entidades tienen los intereses más bajos.

🔹Comisiones. Algunos bancos te piden comisiones por otorgar un préstamo hipotecario para la segunda vivienda y otros incluso te las aplican por desistimiento cuando tienes solvencia de repente y quieres pagar el préstamo antes de haber finalizado el plazo.

🔹Los plazos máximos para devolver el préstamo hipotecario. En las segundas viviendas, el plazo se reduce considerablemente en comparación con el que te pueden llegar a ofrecer en la hipoteca de primera vivienda.

🔹El porcentaje máximo de dinero que te financian. Frente al 80% que te darían en la primera vivienda, para una segunda residencia el porcentaje baja a un 50% o un 60%.

Ahora te toca a ti escoger la entidad bancaria que más se adecúe a tu situación para que te conceda una hipoteca de segunda vivienda, ya sea por ocio o porque necesites una hipoteca para una segunda vivienda habitual. Si te ha gustado este post y aún no estás suscrito a nuestra newsletter, ¡Suscríbete ⬇️  y nos leemos en el próximo post!


COMPARTIR:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *